Cuatro líquidos de tu auto que debes revisar con frecuencia

Con la llegada del verano comienzan los grandes desplazamientos. Unos viajan hacia el lugar de vacaciones, otros a la universidad, o a la nueva residencia. No es secreto para nadie, que antes de emprender un largo viaje se debe revisar el auto, sobre todo sus cuatro fluidos: aceite, refrigerante, agua del limpiaparabrisas y líquido de frenos.

La realidad es que muchas personas no saben lo que hay debajo del capó de su auto y se preguntan: ¿cómo comprobar esos niveles?

El aceite se encarga de proteger y lubricar el motor. Evita que las piezas se desgasten y este se rompa. Además de las revisiones periódicas en el taller, se recomienda medir su nivel, al menos, una vez al mes. ¿Cómo se hace? Pues con el motor frío, busque la varilla de medición, generalmente es de color amarillo. Sáquela, límpiela, introdúzcala nuevamente y vuélvela a sacar para comprobar que el nivel de aceite. Si está entre las dos muescas de la misma todo está correcto. Si observa que encuentra por debajo del nivel adecuado, llévelo al taller para que lo revisen.

El otro líquido fundamental es el refrigerante, que se encarga mantener el motor a una temperatura moderada. Un sobrecalentamiento del motor por falta de líquido puede fundir los pistones y destrozarlo. El refrigerante se encuentra en un depósito que suele ser blanco transparente y tiene una manguera que lo conecta con el radiador. Dicho depósito tiene dos lineas que marcan el nivel máximo y mínimo. Cuando usted lo revise y vea que está por debajo del nivel mínimo, rellénelo con el líquido que recomiende el fabricante. Si no lo tiene a mano utilice agua destilada.

Por su parte, el líquido del limpiaparabrisas es el encargado de mantener los cristales traslúcidos. Se encuentra en un depósito, cuya tapa tiene grabado el dibujo de los limpiaparabrisas. Las botellas para rellenarlos las venden en cualquier gasolinera.

Por último, el líquido de frenos. Este tiene la función de absorber el calor generado durante la fricción de las pastillas del disco de freno cada vez que se detiene el auto. Generalmente es un depósito que tiene una tapa amarilla y negra, donde indica el tipo de fluido que necesita su modelo de carro: DOT1, DOT2, DOT3 o DOT4. Si observa que tiene menos de la cantidad necesaria, debe añadir un poco más del líquido recomendado.

Mantener los niveles adecuados en los fluidos de su auto le garantizan mayor seguridad. No olvide que cuando algo falla y se produce un accidente o una avería en carretera quien saca la cara por usted es su seguro de auto.

En Univista Insurance podrá encontrar el seguro de auto más barato del mercado.

Univista Insurance: 305-740-1340

(Visited 3 times, 1 visits today)

Tambien podría estar interesado en

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *