El peligro de conducir con La máscara

Las aseguradoras de autos nos clasifican en tres categorías de choferes: bajo riesgo, estándar y ¡¡¡¡’solavaya!!! ¿Cuál eres tú? 

En la película La máscara, cuando algún personaje se ponía esa máscara con poderes sobrenaturales, se transformaba en una persona agresiva, prepotente y avasalladora. Algo parecido le sucede a muchas personas, que al sentarse tras el timón de su auto, les sale su otro yo. 


Por ahí los ves con la cara verde y no permiten que nadie les sobrepase al conducir, tocan el claxon todo el tiempo, no respetan las señales de tráfico, ni ninguna ley que les limite. Se sienten todopoderosos cuando hunden a fondo el pie en el acelerador. 

Tal vez los vehículos estén hechos con los mismos elementos sobrenaturales de la máscara y por ello no notamos el efecto que producen en nuestra personalidad. Las que sí lo saben son las compañías aseguradoras, que nos catalogan en tres tipos de conductores: conductor de bajo riesgo, estándar y de alto riesgo. 


El conductor de bajo riesgo es el preferido de las compañías de seguro. Es aquel mayor de 25 años cuyo historial carece de accidentes o multas. No se le conoce ninguna violación de la ley. Para colmo, posee un magnífico crédito financiero y nunca ha hecho una reclamación al seguro. Todas las aseguradoras lloran por tener un cliente así. Para atraerlos, los hechizan con descuentos y algún que otro beneficio. 


El conductor estándar no es el peor, pero tampoco es lo mejorcito que rueda por las carreteras. Puede ser que haya estado envuelto en algún accidente “pero no fue por mi culpa”

, tiene un crédito bancario promedio y, de pascuas a ramos, por algún despiste, le cae una multa. Si rascas un poquito, en el pasado, ha tenido una cancelación del seguro por falta de pago. 

El conductor promedio paga un seguro promedio, no obstante pude optar por buscar descuentos entre las distintas aseguradoras del mercado. 
En cambio, los conductores de alto riesgo son los que más pagan por un seguro. Las compañías los evitan, los consideran un peligro suelto en la carretera. Estos han sufrido más de un gran accidente, tienen bajo crédito financiero y les llueven las multas. 


Desafortunadamente, en esta categoría están incluidos los choferes menores de 25 años y las personas que tienen la mínima cobertura necesaria para poder manejar. 
Un secreto: cuando un agente de seguro termina de atender a un conductor de alto riesgo, se persigna y dice ¡

solavaya! Pues ya sabes, manejar bien, además de proteger tu vida y la de los demás, a la larga sale más barato. Cuando te sientes nuevamente al volante, controla a tu otro yo, conduce como una persona civilizada, recuerda que no eres aquel personaje encarnado por Jim Carrey y tu auto no es La máscara


Para un seguro de carro barato, llama a Univista Insurance. 


Univista Insurance: 305-740-1340

(Visited 13 times, 1 visits today)

Tambien podría estar interesado en

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *