Afirman que no hay contaminación ambiental en zona industrial de Matanzas

Las autoridades del régimen negaron que exista contaminación ambiental a consecuencia del incendio en la refinería de Matanzas

UniVista TV web

Autoridades sanitarias cubanas negaron que exista contaminación ambiental a consecuencia del incendio de grandes proporciones en la refinería de Matanzas, a pesar de las denuncias de varios residentes sobre daños en sus cultivos y fuentes de abasto de agua por el humo y las lluvias de cenizas negras. 

El Dr. Luis Wong Corrales, director provincial de Salud Pública en ese territorio, afirmó en una comunicación matutina este miércoles que «no existe contaminación ambiental aunque continúa el consejo de usar el nasobuco y no mojarse si lloviera», según el reporte en Facebook de la emisora matancera Radio 26.

Sus declaraciones contrastan con reportes de la prensa el martes, según los cuales vecinos del Valle de Yumurí dijeron al periódico Girón que tras las lluvias del domingo la caída de cenizas negras ha dañado los cultivos, y contaminado en el agua y el ambiente. 

El campesino Enrique Viera García mostró sus plantaciones de calabaza cubiertas de una sustancia negra y viscosa que cae con la lluvia contaminada. 

Su suegro, Diosdado Vera, de 89 años, también dijo que teme que sus animales se intoxiquen y mueran porque el agua que les ofrece para beber se contaminó con esa lluvia negra.

El reparto de Versalles de la ciudad de Matanzas está igualmente cubierto por el humo proveniente del incendio en la Base de Supertanqueros, según fotos y videos compartidos por el fotógrafo y realizador audiovisual cubano Miriel Santana en Twitter.

Dijo que la «densa cortina de humo se ve sobre Versalles», donde «se siente el olor a combustible», afirmó Santana quien ha hecho una serie de fotos y videos desde que comenzó el siniestro este último viernes en la Base de Supertanqueros de la refinería de Matanzas, para documentar sus afectaciones.

También vecinos de la provincia cubana de Mayabeque, que limita con Matanzas, reportaron las primeras afectaciones de la contaminación ambiental generada por el incendio de grandes proporciones: «Las vacas no se quieren comer la hierba y el agua está negra», dijeron.

En declaraciones a Santana, dos cubanos residentes en el poblado de San Adrián, en el límite de Mayabeque y Matanzas, dijeron que allí el impacto medioambiental ya es evidente. «Desde ayer cayó un agua muy grande por la tarde, y ya los animales no se quieren comer la hierba, mastican, mastican, la botan y no se la quieren comer», comentó uno de los entrevistados.

«Tampoco tenemos donde darle agua a los animales, los ríos están contaminados de una sustancia negra completamente después que llovió, los pastos están negros, y la ropa que se tiende se recoge con un hollín negro que no se despercude más», explicó. 

El viernes un rayo causó un poderoso incendio en un tanque de combustible de la refinería de Matanzas, el cual involucró posteriormente a otros cuatro depósitos.

En ese contexto las autoridades sanitarias de Matanzas recomendaron cerrar puertas y ventanas y usar mascarilla, incluso dentro de la viviendas, para evitar las consecuencias nocivas del humo asociado al fuerte incendio.

Sin embargo, el gobierno insiste en negar que haya contaminación. El martes, la empresa Aguas Varadero rechazó que hubiese contaminación de sus fuentes de abasto por el incendio y la columna de humo por la quema de millones de litros de petróleo.

«A partir del incendio en la Zona Industrial de Mantanzas y la columna de humo resultante, que pudiera provocar las llamadas lluvias ácidas, está circulando en la población residente en Varadero y Santa Marta el rumor de que las Fuentes de Abasto de Aguas Varadero pudieran contaminarse y se tendría que parar el abasto de agua a la población. Esto es totalmente FALSO», apuntó la empresa.

Más de UniVista TV Web

(Visited 1 times, 2 visits today)

Tambien podría estar interesado en

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.